Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Entrevista a Neus Calleja, directora del Teléfono de la Esperanza de Barcelona

Compartir en Facebook
Foto de Entrevista a Neus Calleja, directora del Teléfono de la Esperanza de Barcelona

La idea de poder descolgar el Teléfono de la Esperanza nació en 1969 gracias a Miquel Àngel Terribas, sacerdote y psicólogo. En 1986 se constituyó la Fundación Ajuda i Esperanç para dar continuidad al proyecto, iniciándose así la segunda etapa de este servicio de atención telefónica. Durante 2012 más de 17.000 llamadas fueron atendidas por un grupo de voluntarios que ofrecieron una escucha atenta a todo aquel que quisiera compartir su sufrimiento, preocupación o paliar su soledad. Hablamos con Neus Calleja, directora de El Teléfono de la Esperanza y experta activa en dontknow, que nos cuenta cómo funciona.
 

¿Cuál es la misión de El Teléfono de la Esperanza?

La misión es y ha sido siempre ofrecer atención telefónica de forma anónima y confidencial, las 24 horas del día, todos los días del año, con la finalidad de escuchar, atenuar la angustia y la preocupación de la persona que llama, facilitando opciones o posibilidades que no haya tenido en cuenta ante su situación concreta. Es un servicio atendido en su totalidad por voluntarios y voluntarias que atienden una media de 50 llamadas diarias.

 

¿Cuál es el perfil más común de gente que llama?

Problemáticas como la soledad, la relación de pareja, de padres e hijos, o trastornos mentales como la depresión, son motivo frecuente de llamada. La problemática económica actual ha dado lugar a muchas llamadas de desesperación, algunas de ellas con ideas suicidas que abren una puerta a la esperanza llamando a nuestro teléfono.Los medios de comunicación ya han hecho eco del hecho que en los últimos tres años se ha triplicado el número de llamadas de personas que viven una situación límite o de desesperación. La dureza de las previsiones hacen prever un aumento en la demanda del servicio.

 

¿Cómo se ayuda desde el teléfono de la Esperanza?

La actuación del servicio se basa en la probada eficacia de los beneficios que comporta la escucha activa y empática para poder expresar los sentimientos, hablar y sentirse escuchado y así reducir el nivel de ansiedad de la persona que nos llama, potenciando su capacidad de buscar y encontrar el camino para resolver sus conflictos.No actuamos como profesionales. Somos una voz amiga que comparte el sufrimiento, la preocupación o palia la soledad de la persona que en ese momento está al otro lado del teléfono, siempre desde la no ingerencia, la neutralidad y el respeto.

 

¿Se puede ser voluntario o colaborar de alguna forma con vosotros?

Por supuesto. Hay dos formas de colaborar con nosotros: como voluntario al teléfono o colaborando económicamente para posibilitar la continuidad del servicio. Tan necesaria es una ayuda como otra. En nuestra página web explicamos más extensamente estas formas de colaboración.

 

Cuéntanos un caso esperanzador

Para nosotros todos son importantes, puesto que en ese momento estamos con quien nos llama al cien por cien. No hay nada que sea más esperanzador que cuando se acaba una llamada la persona nos agradezca de todo corazón la atención prestada. Desde una persona que está sola y necesita explicarnos su día a día o simplemente escuchar que le deseamos buenas noches, hasta aquella que nos puede llamar en un momento de desesperación pensando en acabar con su propia vida con la intención de dejar de sufrir. Para nuestros voluntarios-escuchas todas son su principal motivación para llevar a cabo esta labor y su mayor gratificación.

 

Estamos pasando por un momento social difícil, ¿cómo lo notáis en el Teléfono?

El contexto actual ha producido cambios en las problemáticas de las llamadas. Si nos fijamos en las estadísticas observamos que el pasado año, por primera vez en la trayectoria de la Fundación, los problemas relacionados con las enfermedades mentales han supuesto la primera causa de llamada. La depresión es la enfermedad que ha aumentado de forma más significativa. Los problemas personales son el segundo grupo de problemática,manteniéndose de forma constante como más habituales: soledad y necesidad de relación, estados depresivos o desánimo, necesidad de hablar y problemas de incomunicación, así como los conflictos emocionales y sentimentales Las llamadas correspondientes a problemáticas económico-laborales han aumentado y se observa un incremento progresivo de esta problemática también en gran parte de otras situaciones, como por ejemplo la problemática de pareja o la depresión, como un componente más o incluso como el factor desencadenante del mismo.

 

Ante esta realidad puede parecernos que poco podemos hacer, pero siempre podremos llevar a cabo aquello que esté en nuestras manos, cada uno dentro de su círculo de influencia. Por ejemplo, es un hecho que la solidaridad es un valor en alza en estos momentos y ello supone ya un importante paso que, junto al de otras muchas personas y entidades, implicaran un avance en nuestra sociedad y un cambio de paradigma.

 

Eres psicóloga, y trabajas en terapias familiares y en psicología infantil, ¿qué es lo que más te apasiona de tu trabajo?

De mi trabajo me apasiona absolutamente todo. Tengo la gran suerte de poder desarrollar mi labor profesional ayudando a los demás cuando se encuentran en situaciones de vulnerabilidad emocional.Observar cómo una persona o grupo familiar va avanzando en su proceso de resolución y mejora esforzándose en modificar conductas y actitudes, y saber que estás participando activamente en este cambio, es una gran satisfacción. Siemp recreas un vínculo con estas personas. Nuestra labor como profesionales debe ser así, atender y contener las situaciones críticas para dotar a las personas de herramientas suficientes para poder superarlas y emplearlas también en posteriores circunstancias.

 

¿Cuál ha sido la decisión de la que más orgullosa te sientes de tu vida?

No es nada fácil destacar una decisión per encima de otras. Soy consciente de que constantemente tomamos decisiones, algunas de forma muy consciente y tras un proceso de reflexión más o menos extenso, y otras de forma automática.Escoger la Psicología como profesión fue una de ellas, pero para mí las más importantes se refieren a mi vida personal y familiar. Haciendo un repaso general, creo que las decisiones que he ido tomando y que han modelado mi historia personal han sido positivas y me han permitido alcanzar un nivel óptimo de realización personal.Pero también he aprendido de las que tal vez no han salido bien y me ha ayudado a ser quien soy.De todas formas espero seguir tomando muchas decisiones más, y si en alguna de ellas necesito contrastar información u opiniones, consultaré a dontknow.

 

¿Hasta qué punto crees las decisiones colectivas sirven para cambiar el mundo?

Todas las decisiones inducen al cambio, tanto las personales como las colectivas. A menudo es la suma de decisiones de muchas personas en un mismo sentido o con una misma finalidad las que son más visibles. Las decisiones colectivas son como una plataforma que facilita la gestión de la decisión en sí misma y potencia los resultados, pero no debemos olvidar que para participar de una decisión colectiva, primero tenemos que tomar la decisión personal de hacerlo y volvemos entonces a la suma de muchas decisiones personales.

 

¿Qué es lo más interesante de estar en dontknow para ti?

Dontknow es un proyecto que conozco casi desde sus inicios y que desde entonces me “enamoró”. Ver como se ha ido gestando ha sido una gran satisfacción. Generar una herramienta que ayude a las personas a tomar decisiones es una gran aportación a la sociedad. Pero que nadie crea que puede delegar la toma de decisiones en dontknow o en otras personas, porque la decisiones sólo serán válidas si quien las toma está convencido de ellas, para bien o para mal. La última decisión siempre debe surgir de uno mismo ya que somos los únicos responsables de ella.

 

Fuente:http://blog.dontknow.net/2013/03/11/los-lunes-entrevista-neus-calleja-directora-de-el-telefono-de-la-esperanza/

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions