Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Aumenta un 30% el número de llamadas con contenido suicida al Teléfono de la Esperanza

Compartir en Facebook
Foto de Aumenta un 30% el número de llamadas con contenido suicida al Teléfono de la Esperanza

Cada año mueren más personas por suicidio en el mundo que por homicidios y guerras. 

 

El 10 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

 

Los voluntarios de los Centros del Teléfono de la Esperanza en España atendieron el año pasado 1.567 llamadas en las que los llamantes manifestaron de manera explícita su intención de suicidarse. Esta cifra supone un incremento del 29,5% en el nº de llamadas con contenido suicida respecto al año anterior (1.210).

 

El perfil de los llamantes que amenazan con quitarse la vida pone de manifiesto que, en esos momentos, el 74% no mantiene relación sentimental o de pareja alguna, lo cual apunta a una relación estrecha entre soledad y suicidio. Se trata de personas solteras en el 45,9% de los casos, separadas o divorciadas en el 23,8%, y viudas en el 4,3% de las ocasiones.

 

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que existe una fuerte vinculación entre enfermedad mental y suicidio.

 

Los trastornos afectivos, y sobre todo la depresión, son los que más se relacionan con el suicidio. Así, la depresión aumenta 20 veces el riesgo de suicidio, de manera que, según los estudios de Guze y Robins, y Goodwin y Jamison, hasta un 15% de los pacientes con un trastorno depresivo mayor pueden llegar a suicidarse. Asimismo, se estima que el trastorno bipolar aumenta 15 veces el riesgo de suicidio, mientras que la distimia es un factor que multiplica el riesgo por 12 respecto a la población general.

 

Los expertos también indican otros trastornos mentales que tienen una fuerte correlación con el suicidio. En sus trabajos, Harris y Barraclouh comprobaron que existe 8,5 veces más peligro de suicidio en enfermos con esquizofrenia, y entre 6 y 10 veces, en los pacientes con ansiedad.

 

De igual modo, el alcoholismo, y en menor medida otras drogodependencias, es también un factor que multiplica hasta por 6 el riesgo de cometer un suicidio y que actúa como precipitante de las conductas suicidas. De hecho, se estima que el abuso del alcohol es un elemento presente en, al menos, uno de cada tres suicidios.

 

Por tanto, una gran proporción de las personas que mueren por suicidio padecen enfermedades mentales. Sin embargo, la OMS llama la atención sobre el hecho de que muchos de estos enfermos no reciben la atención psiquiátrica adecuada debido al estigma social asociado con la enfermedad mental y con la ideación y la conducta suicidas. Este estigma, que es un modo de discriminación y que está profundamente arraigado en la mayoría de las sociedades y en muchas familias por diversos prejuicios o simplemente por ignorancia, dificulta en gran medida el tratamiento que necesitarían recibir personas con enfermedades mentales y/o pensamientos o impulsos suicidas.

 

Sin embargo, el suicidio supone un problema de salud pública de primer orden en todos los países. Según las cifras que ofrece la OMS, el suicidio es la primera causa de muerte violenta en el mundo. Aunque cueste creerlo, el número de vidas que se pierden cada año en el mundo por suicidio supera el número de muertes por homicidios y el número causado por las guerras, sumados juntos. Por cada dos personas asesinadas, tres mueren por suicidio. Cada año se suicidan en el mundo un millón de personas, lo que equivale a un suicidio cada 40 segundos. Y, para el año 2020, las estimaciones de la OMS prevén que la cifra mundial de suicidios alcanzará el millón y medio. Además se calcula que, cada año, otros 20 millones de seres humanos intentan quitarse la vida. Estas cifras ponen de manifiesto la magnitud de este problema de salud pública mundial.

 

En España, desde 2008, el suicidio es la primera causa de muerte no natural. Según el INE, cada día nueve personas se quitan la vida en nuestro país. Esto sin contar los intentos de suicidio (frustrados conscientemente o por intervención ajena), los accidentes mortales inexplicables y los parasuicidios (conductas de riesgo al volante, autolesiones, sobredosis de drogas, no prevención en el contagio de enfermedades infecciosas…)

 

El próximo 10 de septiembre la OMS y la IASP (Organización Internacional para la Prevención del Suicidio) copatrocinan la celebración del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, este año con el lema “El prejuicio: una barrera importante para la prevención del suicidio”. El Teléfono de la Esperanza se adhiere a esta campaña internacional y, con este fin, vamos a realizar los siguientes actos de sensibilización el martes 10 de septiembre

 

  • En Navarra: Emplazamiento de una mesa informativa en una de las zonas más transitadas de Pamplona, la calle Carlos III. En este acto, que se llevará a cabo de las 19 a 20:30 horas, también va a participar desinteresadamente la coral de San Andrés de Villava, que ofrecerá un concierto muy especial en plena vía pública para todas las personas que se acerquen.

 

  • En Asturias: Conferencia La fortaleza de sentirse vulnerable, a cargo de José Mª Uncal, médico psiquiatra; Daniel Eichelbaum, médico de familia; y Daniel López, psicólogo. A las 19 horas, en el Club de la Prensa Asturiana (c/ Calvo Sotelo, 7, Oviedo). Después de la conferencia, que durará cerca de una hora, seguirá un coloquio con los ponentes sobre el Día Mundial para la prevención del Suicidio.

 

  • En Sevilla: De 10 a 11 de la mañana, voluntarios del Teléfono de la Esperanza ofrecerán abrazos a los viandantes en el cruce de las calles Luis Montoto y Luis de Morales (en la esquina del hotel Los Lebreros).

 

Con motivo de esta celebración, queremos recordar que el Teléfono de la Esperanza ofrece un servicio permanente y gratuito de Orientación por teléfono para abordar de forma urgente, anónima y especializada las situaciones de crisis. Este servicio, que funciona las 24 horas del día, durante los 365 días del año, está atendido por voluntarios especializados en la escucha y formados para activar las capacidades de las propias personas para superar sus problemas.

 

Además del servicio permanente de Orientación por teléfono, nuestra Asociación ofrece asesoramiento e intervención profesional en entrevista personal. Este servicio es prestado por un equipo multidisciplinar formado por psicólogos, psiquiatras, abogados, trabajadores sociales y otros especialistas.

 

Por otra parte, queremos manifestar nuestro convencimiento de que la forma más adecuada de prevenir el suicidio es mejorar la salud emocional de las personas mediante programas de formación, cursos, talleres y grupos de autoayuda.

 

El Teléfono de la Esperanza es miembro de pleno derecho de IFOTES (Federación Internacional de Ayuda de Emergencia por Teléfono) y de IASP (Asociación Internacional de Prevención del Suicidio) y, a través de éstas, está vinculada formalmente con la OMS. En España, es miembro fundador de la Plataforma del Voluntariado.

 

Para acceder a nuestros números telefónicos de intervención en crisis, pinche aquí

 

Para ampliar información sobre esta noticia, pueden ponerse en contacto con:

 

Alfonso Echávarri, psicólogo y coordinador de programas en el Teléfono de la Esperanza de Navarra,  en el móvil 650 36 35 22, el en teléfono 948 24 30 40 o en el correo electrónico alfonsoechavarri@telefonodelaesperanza.org

 

Fernando Alberca, director de Comunicación del Teléfono de la Esperanza, en el teléfono 91 459 00 62 o en el correo electrónico comunicacion@telefonodelaesperanza.org

 

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions