Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Segundo día de entrevista a una mujer ex alcohólica: “Empecé a beber para evadirme del sentimiento de culpa”

Compartir en Facebook

ENTREVISTA DESDE EL ANONIMATO (II)

 
Manos de la esperanza 

 
“Empecé a beber para evadirme del sentimiento de culpa”

 
6º¿Cuándo aparece el alcohol en tu vida? ¿De qué pretendías huir?

 
A los pocos meses del aborto empecé a beber cervezas a diario y eso fue a más día a día y durante mucho tiempo hasta que pasas la fina línea que separa el consumo normal del abuso. Me evadía de pensar y sobre todo del sentimiento de culpabilidad, del  que he tardado años en superar.
Repensando

 

 
7º ¿Qué ventajas tenía? ¿Qué inconvenientes?

 
Cuando eres un enfermo alcohólico estás metido en un círculo vicioso: bebes para evadirte de los problemas, y entonces cometes errores, cuando estás sobrio te das cuenta de lo que has hecho y vuelves a beber para evadirte de ese error, pero sigues metiendo la pata a veces con consecuencias graves, y para aliviarte de ese sentimiento de culpa vuelves a beber y el circulo sigue y sigue…..
La ventaja es que es muy fácil entrar en ese círculo, el inconveniente, que es muy, muy difícil salir de él, para algunos hasta imposible.

 
8º¿Qué te ha enseñado ser enferma alcohólica?

 
Me ha  enseñado a perdonarme a mí misma, porque no era yo la que hacía las cosas mal, era el alcohol el que actuaba por mí, cuando eres enfermo alcohólico no eres dueño de tu vida, el alcohol lo es. Comprender que el alcoholismo es una enfermedad te va haciendo superar poco a poco el sentimiento de culpabilidad.

 
Ojos desde el dolor

 
9º¿Qué mensajes recibías de tu gente cercana en tus múltiples abusos de alcohol?

 
En mi caso era mi pareja la que sentía más de cerca esos estados, y por supuesto sufría  al verme así, cada dos por tres. Me apoyaba para salir de ese horrible círculo, y fue mucho  tiempo de lucha y de desánimo cada vez que yo incurría en el abuso.

 
10º ¿Cuándo y por qué decidiste rehabilitarte?

 
A  finales de este mes hace un año que tomé la decisión de pedir ayuda profesional. La situación para mi pareja y para mí era cada vez más insostenible  por el sufrimiento que suponían mis frecuentes estados de embriaguez, y las terribles consecuencias que se derivaban de ellos. El alcohol me robaba la vida, el tiempo para hacer cosas, la ilusión, la salud… Por su causa había perdido demasiadas cosas buenas durante años que tenía y demasiado tiempo valioso. No quería seguir perdiendo, no quería seguir dejando personas y vida por el camino.

 
11º¿Cuéntanos tu experiencia en A.R.L.E. (Alcohólicos Rehabilitados de León)

 
Acudí a ellos y me recibieron con los brazos abiertos. Son un equipo de profesionales excepcionales que te dan todo el apoyo y todas las herramientas necesarias para salir del alcohol. Hacemos terapia de grupo y es una experiencia muy positiva, te identificas con tus compañeros  y ellos contigo, aprendemos unos de los otros, compartimos experiencias y puntos de vista, es realmente reconfortante ver que no estás sólo en esta contienda, que otros han pasado por lo mismo que tú, y que todos vamos hacia una misma meta, la total rehabilitación, la normalización de nuestras vidas.

 
Salir del alcoholismo

 
12º¿Qué te dicen ahora tus hijos, tus padres, tu pareja?

 
En mi caso, no hacen falta las palabras, los hechos y las actitudes hablan por sí solas. Cuando cambias tus pensamientos y tus actos a una forma positiva todo a tu alrededor cambia también, todo es más armonioso. He cambiado mi vida y soy más feliz, los que están a mi lado también lo son.

 
13º¿Cuáles son tus mantras para las horas de zozobra?

 
Pienso en la paz y la serenidad interior que ahora tengo, y que quiero seguir conservando, para ello no debo recaer en el alcohol, porque retrocedería en el tiempo y volvería a sufrir.

 
14º¿Cómo estás viviendo el síndrome de abstinencia?

 

Bueno, los primeros meses se pasan muy mal, hay que tener mucha fuerza de voluntad, muchos recursos emocionales y físicos, para mantenerte sin la sustancia, cada uno busca los suyos, para mí la pintura, y los paseos por el campo con mi perra han sido de gran ayuda. Ahora el mirar atrás y ver los avances que he hecho en todos los sentidos es una motivación importante para seguir adelante.

 
Vuelve el color
...mañana la tercera y última parte...

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions