Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

La esperanza conecta con Bilbao

Compartir en Facebook
Foto de La esperanza conecta con Bilbao

BILBAO - Lloros tras un hilo telefónico. Lágrimas que ya no duelen tanto porque son compartidas. "¿Qué le pasa?", preguntan para poder ayudar. "Nada, me acaba de ayudar más de lo que cree", responden.

 

El lunes, Bilbao se conecta al Teléfono de la Esperanza, tras más de cuatro años sin línea en Bizkaia. "Los problemas duelen mucho más si se llevan en soledad; solo nos hace falta decírselos a alguien", explicó ayer el presidente nacional del Teléfono de la Esperanza, Juan Sánchez, en la presentación de esta ONG en la villa.

 

Este teléfono es mucho más que una escucha. "Son milagros cotidianos", contó Juan Sánchez. Y no es para menos, puesto que este servicio sin ánimo de lucro ayuda a miles de personas al año. Es por eso que, a partir del lunes, todos los ciudadanos que se sientan solos o la tristeza les invada por dentro podrán compartirlo, sentir que ya no están solos y ver cómo todos los problemas tienen una buena solución.

 

Esta ONG ofrece un servicio integral y gratuito de apoyo a las personas que se encuentren en situación de crisis emocional. Pero no solo ayudan cuando el problema es muy grave. También lo hacen en una situación de prevención para evitar que el problema se agrave. "No atendemos únicamente a las personas que están muy mal emocionalmente; también nos preocupamos por que los pequeños problemas no avancen y se conviertan en una gran crisis", explicó Sánchez. Por ello, el Teléfono de la Esperanza cuenta con varios psicólogos, psiquiatras y abogados que ayudan a los que lo necesitan sin pedir nada a cambio.

 

Tras las llamadas telefónicas se escucha un sinfín de historias. Vidas llenas de dolor que intentan buscar una salida. "Hace poco atendí una llamada de una persona que estaba muy hundida y me hizo ver, una vez más, lo dura que puede ser la vida", recordó Fátima Montenegro, responsable del proyecto en Bizkaia. Y prosiguió: "Pero está claro que en esto recibimos mucho más de lo que damos, porque fue muy bonito ver cómo, poco a poco, esa persona iba cambiando de perspectiva y se iba tranquilizando".

 

Las personas que están al otro lado del teléfono previamente se han formado para poder ayudar a los demás: "Nuestros voluntarios primero se tienen que conocer a ellos mismos, porque, de lo contrario, es imposible que estén disponibles para los demás", explicó Juan Sánchez. Por eso, antes de empatizar y comprender a los más necesitados, hace falta realizar un curso en el que cada uno se conoce mucho mejor.

 

La idea de volver a abrir el Teléfono de la Esperanza en Bilbao nació hace dos años y ya tiene 70 voluntarios, de los que 20 ya están formados y se pondrán al otro lado de la línea a partir del próximo lunes. "Estamos con mucha ilusión de empezar", dijo Fátima con emoción. De hecho, en tan solo dos años ya han conseguido tener su propia sede en Sabino Arana. "Hay mucha sensibilidad en Bilbao, nunca habíamos conseguido nuestra propia sede tan rápido. Aquí son muy solidarios", afirmó el presidente con una amplia sonrisa dibujada en el rostro.

 

EN 28 CIUDADES El Teléfono de la Esperanza no entiende de fronteras, de horas ni de días. Ayuda siempre a todos los que lo necesitan, sin condiciones. Además, según explicó el presidente, la coyuntura económica actual ha provocado que más personas se sientan con dependencia emocional y depresiones. Por eso, en la actualidad han aumentado las familias que no ven salida a sus problemas y los teléfonos no paran de sonar. Pero no todo es malo. "La crisis ha traído mayor conciencia social y por eso ahora mismo hay más voluntariado que nunca", aseguró Sánchez. Intentando ayudar lo máximo posible, el Teléfono de la Esperanza está presente en 28 ciudades del Estado, en Europa y Latinoamérica. A partir del lunes volverán a abrirse las líneas en la villa para que todos los problemas sean más llevaderos.

 

Y es que, como decía su propio fundador, Serafín Madrid, "cuando existe esperanza, todos los problemas son relativos".

 

Ayuda en 2013

 

http://www.deia.com/2014/02/22/bizkaia/la-esperanza-conecta-con-bilbao

 

Autor: Eunate F. Domínguez

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions