Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

El Teléfono de la Esperanza ya suena en Bizkaia para combatir la angustia de la crisis

Compartir en Facebook
Foto de El Teléfono de la Esperanza ya suena en Bizkaia para combatir la angustia de la crisis

Llevan 43 años ayudando en España y en el extranjero, pero les faltaba Bizkaia. La Asociación Internacional del Teléfono de la Esperanza desembarca en Bilbao para ayudar a todas esas personas con problemas que necesiten hablar con alguien. Tras dos años de preparativos, los gestores de la organización han decidido que está todo listo para su funcionamiento. El sábado 22 de febrero fue el día elegido para la inauguración oficial del Teléfono de la Esperanza de Bizkaia (944 100 944).

 

Fátima Montenegro, coordinadora de la organización y voluntaria por vocación, sabe bien que la tarea que realizan tras la línea telefónica es ardua. "El mayor problema de la gente es la soledad. No solo porque lo estén, algunos se sienten así aunque estén rodeados de personas", explica. Ese factor no les exime de recibir llamadas en referencia a problemas muy duros, como la violencia de género o el suicidio. "Pretendemos mejorar la situación que vive la persona", apunta. Además, Montenegro asegura que la mala situación económica cae a plomo en las personas que ya tienen otro tipo de preocupaciones. "A veces suman la crisis a sus problemas empeorando la situación".

Una voluntaria atiende el teléfono./ MIguel Herreros.    TELÉFONO DE LA ESPERANZA: 944 100 944

 

Con presencia en 28 provincias españolas, además de Oporto, Zúrich, Miami y París junto con nueve provincias de Latinoamérica, la organización tiene como objeto promocionar la salud emocional, especialmente en las personas que sufren una crisis individual. "La gente que llama es normal, con problemas cotidianos", sentencia Montenegro. Y es que no hace falta estar al límite para que los telefonistas de las cuatro líneas del servicio vizcaíno presten su ayuda. "Los voluntarios recibimos una formación de dos años en crecimiento personal. Aprendemos a utilizar nuestros recursos personales y a estar bien para luego poder enseñar a la gente que llama a utilizar los suyos, a ser feliz", explica.

 

Las personas que llaman no dan su nombre ni ningún tipo de dato, y no se les hace un seguimiento, a no ser que se perciba una gravedad en su estado. "Las llamadas son largas, por lo que la situación de angustia se nota. Si la persona está muy mal se le intenta derivar a un profesional", aclara Montenegro. Esos especialistas también colaboran de forma voluntaria para la organización, que se financia a través de los donativos puntuales, los socios, algunas subvenciones y actividades de todo tipo, como conciertos benéficos. "Con la crisis hay menos ayudas del Gobierno, por lo que le echamos mucha imaginación para conseguir financiación", comenta la coordinadora.

 

Cursos y talleres

 

Además del claro servicio que vienen prestando desde hace años en gran parte de España, el Teléfono de la Esperanza ofrece todo tipo de cursos y talleres para quién quiera ir, y siempre de manera altruista. En los dos últimos años, en los que aunque no han tenido línea telefónica han actuado en Bilbao, han recibido la solicitud de hasta 300 personas para formar parte de sus cursillos. Muchos no tienen nada que ver con la línea telefónica, otros acuden tras recibir el apoyo de los voluntarios a través del teléfono. "Aunque sea anónimo hay gente que después te llama agradecido por tu ayuda, e incluso personas que vienen y participan", y es que según Montenegro, "todos podemos ser usuarios y voluntarios".

 

Fuente: El Correo

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions