Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Entrega de la Medalla al Mérito en la Iniciativa Social al Teléfono de la Esperanza de Castilla-La Mancha

Compartir en Facebook
Foto de Entrega de la Medalla al Mérito en la Iniciativa Social al Teléfono de la Esperanza de Castilla-La Mancha

El Teléfono de la Esperanza en Castilla-La Mancha lleva 24 años trabajando para ayudar a los demás de manera totalmente desinteresada. Al otro lado del teléfono, voluntarios de sus dos sedes en Albacete y Toledo atienden llamadas de personas en situación de angustia o ansiedad. Esto, que se conoce como la intervención en crisis, es sólo una parte de la gran labor que realiza el centenar de voluntarios del Teléfono de la Esperanza en la región. Por esa gran labor que llevan realizando casi un cuarto de siglo, la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha ha concedido la Medalla al Mérito en la Iniciativa Social al Teléfono de la Esperanza de Castilla-La Mancha.

 

Un reconocimiento que, tal y como explica la presidenta del Teléfono de la Esperanza de Albacete, Carmen Soria, ”Nos da ánimos para seguir trabajando”. Soria dirige a un equipo humano que ayuda a los demás por el simple placer de sentir que ayudan y, por ello, no es el primer reconocimiento a su trabajo. ”Nosotros tenemos dos pilares -cuenta Carmen Soria- el más conocido es la intervención en crisis que son las personas que llaman al teléfono en un momento de crisis en una situación difícil . Dentro de la intervención en crisis hay personas que luego vienen aquí al teléfono y las seguimos atendiendo”.

 

En la otra parte de su labor está la promoción de salud emocional que desde esta ONG se hace a través de talleres de autoayuda, autoestima y demás. “Son una serie de talleres a los que la gente acude para seguir un trabajo personal. Ésta es una parte muy importante del Teléfono de la Esperanza y es quizás la que menos se conoce”, advierte la presidenta del servicio en Albacete. Sólo en el 2013 atendieron más de 2.500 llamadas y 180 personas participaron de alguno de los talleres que promueven.

 

Echando un vistazo al panorama económico y social cualquiera podría pensar que este servicio ha visto aumentar el volumen de llamadas en los últimos años, pero Carmen Soria asegura que no ha sido así: ”No es que la gente aquí llame porque no tenga trabajo o no tenga para comer; aunque sí es cierto que, con la crisis, los problemas que una familia tenía un poco escondidos ahora salen más. Llama gente con problemas de ansiedad y en situaciones de angustia que arrastran de antes de la crisis y que ahora la situación los hace aflorar”.

 

 

Voluntarios pero profesionales

 

El Teléfono de la Esperanza de Albacete y el de Toledo cuentan con la dedicación generosa de 66 y 27 voluntarios, respectivamente. A diario, se enfrentan a largas y complicadas llamadas, hablan con personas que están en situaciones muy difíciles pero “aunque es cierto que aquí, que somos todos voluntarios, nos preparamos expresamente para ello; no todo el mundo está preparado para esto”, cuenta la presidenta del Teléfono de Albacete. De hecho los voluntarios del Teléfono de la Esperanza hacen un curso previo denominado agentes de ayuda donde se preparan para recibir este tipo de llamadas, para hacer una escucha activa y al final de la formación se valora si la persona en cuestión está preparada para recibir llamadas. De no ser así se le asignan otro tipo de trabajos.

 

Fuente: El Diario

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions