Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Reflexiones de un participante del curso "Conocimiento de sí mismo"

Compartir en Facebook
Foto de Reflexiones de un participante del curso  "Conocimiento de sí mismo"

Hace ya casi un año, una amiga me dijo que era voluntaria del Teléfono de la Esperanza (TE). Gente al borde del suicidio o totalmente desesperada que se agarraba a un teléfono ardiendo, era todo lo que yo sabía o mejor imaginaba de esa cosa. Yo creo que por cortesía empecé a preguntarle sobre el tema. Y aquí empezó mi sorprendente carrera de relación con este teléfono.

 

Detrás había una organización, unos métodos, unos objetivos mucho más allá de lo que yo me hubiera imaginado en la mayor de mis fantasías. Y la cortesía se fue convirtiendo en curiosidad. Su información la fue aderezando con textos, cortos, sencillos, pero que fueron, no sólo aumentando mi curiosidad, sino estimulando mi interés y más allá empecé a plantearme un compromiso que a estas alturas de la vida le diera, a esta, un sentido más gratificante.

 

Como una casualidad milagrosa, se hizo una presentación en Bilbao, a la que acudí, con una expectativa indefinida pero muy alta. Debo confesar que me llevé una sorpresa agridulce. El contenido me siguió interesando sobremanera, pero el continente me pareció lo que ya me temía. Gente acomodada, ociosa, haciendo su buena obra. Damas de la caridad. Todos se quieren, se besan, se abrazan…….esto apesta a religión……

 

Pero mi amiga me contuvo. Me pidió tiempo y que profundizara. Que no me dejara llevar de una primera impresión, seguramente llena de pre juicios. La verdad es que le hice caso, porque me merecía toda mi confianza, pero también porque en mi interior estaba la necesidad de creerle. Quería que fuera lo que intuía buscar.

 

Ya no recuerdo el orden de los acontecimientos, pero si su importancia, a partir de ese momento. Por eso me refiero a la entrevista. La entrevista para contarme, explicarme….. de que iba esto. Fui muy nervioso y no lo entendía, porque si de una dama de la caridad se trataba, rápido íbamos a acabar. Pero estaba nervioso. Y apareció. Sonriente, más o menos de mi edad. Se la veía enérgica en sus movimientos y segura. Empezó a hablar. Empezamos a hablar y mira por donde la “dama de la caridad” me adelantó por la izquierda…..bueno, por la izquierda, por la derecha…….. Me dejó patidifuso. Todos mis pre juicios se cayeron de golpe. ¿Será posible que se abrazaran, sonrieran, se besaran, porque así lo sentían?

 

Salí confuso, no lo voy e negar, pero confuso por el lio en mis emociones, sentimientos…..todos alborotados. Pero sobre todo salí contento, ilusionado, con la sensación de haber encontrado algo realmente importante.

 

Me apunté al primer curso, me hice socio, voluntario y porque no me pidieron hacerme bombero, que lo hubiera intentado. Era allá por el mes de Mayo o Junio. ¡Que penosa espera! Pasaron momentos de euforia, de duda, de ansiedad……. Pero no iba a echarme para atrás y, si daba ese paso, con todas las consecuencias me entregaría al curso con toda mi voluntad.

 

Llegó. Llegó el jueves. Fui hecho un manojo de nervios. Me defendía pensando que eran americanadas, con el mayor de los escepticismos….pero allí estaba y además con el propósito de confirmar mis presunciones entregándome a la labor y demostrarme que estaba en lo cierto. Una parte teórica, magnífica, divertida, amena, muy interesante, con un brillante ponente, toques de humor…..Perfecto. Y llego la primera “actividad” No recuerdo cual fue. Todas mis defensas alerta, mis cañones preparados, y allí fui……¡Pum! ¡Que ha pasado! No sé. Nada aparentemente. Pero algo había pasado aunque todavía podía seguir manteniendo mis postulados. Más teoría y la calma vuelve. Pero seguido al grupo pequeño ¿? Pues vamos allá. Jueves a última hora. Normas…..y pim, pam, pum…… Me fui en el coche con una taquicardia de impresión. Algo se me había revuelto y no sabía qué es. Cuando llego a casa me preguntan que tal. No se responder, pero hablo y hablo y siento que estoy contento, que no me entienden nada porque en realidad no se lo que digo. Pero es que no sé que ha pasado.

 

Viernes, sábado todo el día, domingo…….. y sí algo gordo ha pasado. Quien y yo estoy abrazando, besando….. y además quiero hacerlo. Quiero que me abracen, que me besen, que me quieran. Y lo siento auténtico. No sé si me conozco mejor. Pero han salido cosas, expresividades, emociones, sentimientos que sabiendo estaban ahí, jamás hubiera pensado que las iba a sacar….y ¡menos en público! Pero lo más asombroso era que no pasaba nada. No me hacían daño por desnudarme. No me sentía débil por mostrar mis sentimientos más profundos y acompañarlos con las emociones contenidas toda la vida. Mi escepticismo se convirtió en perplejidad de mi mismo, aderezada con satisfacción, alivio y todo rodeado de un sentimiento de felicidad y de amor, que me siento incapaz de describir.

 

Al día siguiente pensé que había sido arrastrado por una corriente pero todo volvería a la normalidad. Pero…..no quería. Quería seguir. Incluso esperar al miércoles, cita para empezar el seguimiento, se me hacía largo.

 

Ya llevo dos sesiones de seguimiento. Y mi ilusión ahora está acompañada con la necesidad de escarbar más, con la necesidad de mirarme a mi espejo y no esconderme, con la necesidad de hacerlo para quererme más, convencido que puedo ser más útil a los demás desde esa nueva, para mi, perspectiva. No soy tan ingenuo para creer que esto va a ser el paraíso en la tierra y que estoy en los mundos de Yupi. Pero si tengo la intuición de que o me he vuelto definitivamente loco y he encontrado a un grupo de locos que me acogen, o realmente todo esto tiene sentido para colaborar a hacer un mundo un poco más respirable. Así sea.

 

Getxo, 19 de Octubre 2014

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions