Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Mensaje del Teléfono Esperanza en el Día de la Escucha 2014

Compartir en Facebook
Foto de Mensaje del Teléfono Esperanza en el Día de la Escucha 2014

El próximo sábado 15 de noviembre se celebra el Día de la Escucha

 

1 de cada 3 llamadas al Teléfono de la Esperanza está motivada por la crisis económica.

 

 

Los 1.928 voluntarios del Teléfono de la Esperanza empoderan a las personas para enfrentarse con sus crisis vitales.

 

 

De las 112.246 llamadas atendidas el último año por los voluntarios de los 30  centros del Teléfono de la Esperanza en España, una tercera parte ha sido efectuada por personas que sufrían altos niveles de estrés, ansiedad, depresión y/o insomnio a consecuencia de la crisis económica.

 

Aunque los indicadores macroecónomicos parecen haber mejorado en el último año, la crisis sigue muy presente en la sociedad española. El  VII Informe sobre exclusión y desarrollo social en España 2014, elaborado por Cáritas y la Fundación Foessa, nos sitúa frente a una realidad dramática indicándonos que el 25% de la población en España vive en situación de exclusión y cinco millones de españoles se encuentran en exclusión severa. Unido a esto, el informe profundiza en la dramática situación de una buena parte de la juventud, excluida del mercado laboral y sin perspectivas de futuro: No menos desolador es el informe publicado por UNICEF en relación con la situación de la infancia en nuestro país: uno de cada tres niños de nuestro país (2,7 millones) viven en la pobreza o en riesgo de exclusión.

 

El Teléfono de la Esperanza, con motivo del Día de la Escucha, quiere invitar a una reflexión sobre las repercusiones de esta situación socio-económica sobre la para la salud mental y física de las personas.

 

Los efectos de las crisis económicas sobre la salud se han estudiado durante décadas quedando de manifiesto que las épocas de crisis se asocian con un mayor estrés psicológico y un mayor uso de los servicios de salud mental. Se constata igualmente un aumento en los niveles de ansiedad/depresión y una disminución en la percepción de competencia y autoestima. Estas condiciones se asocian a su vez con un aumento de intentos de suicidio y muertes prematuras por episodios de violencia/suicidio, así como un aumento del consumo de alcohol.

 

El síntoma más claro de un empeoramiento de la salud mental y emocional de los españoles es el  abuso de los tranquilizantes y psicofármacos durante la crisis. Una  reciente investigación de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés nos revela que "hemos sobrepasado con mucho el consumo máximo de tranquilizantes, el nuestro es el segundo país de los 34 que forman la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en recetas de pastillas contra la depresión, el estrés y el insomnio, superado sólo por Portugal”.

 

No es de extrañar, por tanto, el incremento sustancial del número de llamadas al Teléfono de la Esperanza relacionadas directa o indirectamente con la crisis socio-económica.  Las 12.313 llamadas comunicando estados graves de ansiedad y crisis vitales, unidas a las 1.591 con temática suicida son un síntoma claro de las graves repercusiones de la crisis en la salud mental y emocional de la población española.

 

Todas estas situaciones nos han motivado a elegir como lema para el Día de la Escucha, que se celebra el 15 de noviembre, “La Fuerza está en ti”. Frente al negativismo y el derrotismo con el que gran parte de la sociedad española se enfrenta a la difícil situación generada por la crisis,  queremos hacer una llamada al optimismo y a la esperanza. El ser humano, individual y colectivamente, posee las herramientas necesarias para hacer frente a esta situación y salir fortalecido de la misma. Necesitamos, en palabras de Mounier, una revolución personalista y comunitaria.  Las soluciones nunca vendrán de fuera, necesitamos la fuerza transformadora que surge de la escucha de nuestro más auténtico yo y la movilización comunitaria de hombres y mujeres comprometidos con los valores proclamados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

El Teléfono de la Esperanza quiere ser partícipe de esa revolución, poniéndose al servicio de la sociedad española para concienciar sobre el sufrimiento de miles de personas y propiciar alternativas de cambio. En esta línea, propugna una  “cultura de la escucha” como fundamento de un diálogo social capaz de alumbrar alternativas frente a la pobreza, la exclusión y la injusticia social.

 

No aceptes lo habitual como cosa natural.

Porque en tiempo de desorden,

de confusión generalizada,

de humanidad deshumanizada,

nada debe parecer natural.

Nada debe parecer imposible de cambiar.

Bertolt Brech.

 

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions