Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Teléfono de la Esperanza suena más de cien mil veces en 2014

Compartir en Facebook
Foto de Teléfono de la Esperanza suena más de cien mil veces en 2014

Los 1.196 voluntarios del Teléfono de la Esperanza atendieron 100.010 llamadas en 2014.

 

1.745 llamadas de temática suicida.

 

En 45  llamadas el acto suicida está en curso.

 

6.141 personas atendidas en sede y 25.068 entrevistas terapéuticas y de orientación.

 

 

La atención telefónica de las personas en crisis, 24 horas y cada día de la semana, continúa siendo la actividad emblemática del Teléfono de la Esperanza. La escucha activa identifica el espíritu de sus voluntarios y voluntarias.

 

En 2014, los 1.196 voluntarios  «escuchantes»  del Teléfono de la Esperanza emplearon  25.860 horas de escucha activa para atender 100.010 llamadas. Sólo ellos saben cuánto sufrimiento se esconde detrás de esas miles de llamadas y qué importante es la tarea que realizan con su escucha.

 

Sin duda, cada llamada y el sufrimiento de cada persona son importantes. Pero  queremos compartir algunos datos significativos del servicio de intervención en crisis que ofrece nuestra Asociación a través del teléfono:

 

  • El Teléfono de la Esperanza atendió 100.010 llamadas en 2014. La media de duración de cada llamada fue de 16 minutos.
  • El 75% de las llamadas abordaron graves situaciones de crisis y un 25% fueron informativas.
  • Las llamadas las realizaron el 70% mujeres y el 30% hombres. El estado civil de los llamantes fue un 41% solter@s, 27% parejas, 11% viud@s y 21% separad@s.
  • Las llamadas en crisis fueron el 64,56 % por problemas psicológicos y psiquiátricos, el 29,45 % por problemas familiares/relacionales, el 3,6 % por problemas asistenciales, el 2,4 % por problemas jurídicos y el 0,16 por problemas religiosos.
  • Se atendieron 1.745 llamadas de temática suicida de las cuales en 45 de ellas el llamante declara que el acto suicida está en curso.
  • Se previnieron suicidios atendiendo  11.984 llamadas de personas con situaciones de riesgo suicida (crisis vital y depresiva).
  • Las temáticas más comunes fueron los problemas mentales (15%), la soledad y el aislamiento (10%), la depresión (9%), los trastornos de ansiedad (8%), y las crisis vital (3%).
  • El 86% de los llamantes expresa satisfacción y gratitud por el servicio recibido.
  • Las llamadas en las que fue posible reflejar la edad arroja un resultado de 82 niños (0,1%), 623 adolescentes (0,7%), 5.322 jóvenes (6,6%) , 65.175 adultos (80,8%)  y 9.403 jubilados( 11,8%).
  • Los voluntarios expresan su satisfacción por el servicio ofrecido en el 82% de las llamadas. 

 

El servicio telefónico que reciben las personas en crisis recibe un complemento imprescindible gracias al trabajo realizado en las sedes por voluntarios psicólogos, psiquiatras, mediadores familiares, abogados y trabajadores sociales. Este servicio, en la actualidad, es atendido por 364 voluntarios: 267 psicólogos, 5 psiquiatras, 15 trabajadores sociales,  53 orientadores familiares y 39 abogados. En  2014 se atendieron 6.141 personas, realizándose un total de 25.068 entrevistas terapéuticas y de orientación. Los datos de este servicio de atención en sede  son:

 

  • El 83,42% de las entrevistas son realizadas por los psicólogos y el 11,69% por orientadores familiares. Las 4,89% restantes son atendidas por abogados, trabajadores sociales y psiquiatras.
  • El 73% de la demandantes del servicio son mujeres y el 27% hombres.
  • El 51% de los usuarios son adultos de entre 30 y 45 años, el 1% son niños y adolescentes, un 15% jóvenes, un 6% jubilados y el 27% adultos entre 45 y 65 años.
  • El 82% de las personas atendidas manifiestan un alto grado de satisfacción por la atención recibida.
  • Los problemas psicológicos (depresión, ansiedad, estrés, duelo,trastorno psicótico...) y los relacionales/familiares (separación, conflictos, violencia, educación hijos) acapararon el 95% de las intervenciones.
  • Por problemas relacionados con el suicidio se atendieron en sede 238 personas.

 

Por otra parte, la tarea de atención a personas en crisis y promoción de salud mental y emocional de la población realizada por el Teléfono de la Esperanza recibe un impulso muy especial a través de las actividades grupales organizadas en las sedes de los diferentes centros de la Asociación. En ellas se organizan terapias grupales, talleres especializados para el abordaje de crisis, escuelas para padres y educadores, talleres para la educación emocional de jóvenes y adolescentes, cursos para propiciar la promoción de la salud mental y emocional de la población en general.  Más de 10.000 personas han participado a lo largo del 2014 en las actividades grupales del Teléfono de la Esperanza, manifestando un alto grado de satisfacción por la atención y la formación recibida.

 

Finalmente, el Teléfono de la Esperanza completa su labor con una presencia muy activa en la sociedad civil.  Más de 30.000 personas participaron en los numerosos actos públicos organizados por la Asociación, cuyo objetivo es concienciar de la necesidad de una mejora significativa de la atención de la salud mental y emocional de la población. Esta presencia pública se refuerza con la publicación de la revista AVIVIR, con más de 7.000 suscriptores, y una intensa presencia en la web y en las diferentes redes sociales.

 

Las ONGs españolas, y especialmente sus cinco millones de voluntarios, han sido claves, en los últimos años, en la atención de las víctimas de la crisis económica. A pesar de la disminución de la financiación pública y privada, de la que el Teléfono de la Esperanza también ha sido víctima, las organizaciones no gubernamentales han redoblado sus esfuerzos para concienciar a la sociedad, impulsar la solidaridad y atender a parados, familias sin recursos, niños en dificultad, personas sin techo, víctimas de la violencia de género, emigrantes, desahuciados de sus viviendas y personas afectadas gravemente en su salud mental como consecuencia de la crisis. El Teléfono de la Esperanza ha redoblado sus esfuerzos en 2014 al servicio de la sociedad española y, especialmente, en la atención de las personas que sufren.

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions