Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

El Teléfono de Salamanca en la Prensa local

Compartir en Facebook

El Teléfono de la Esperanza recibe más de 2.200 llamadas en 2014 por la crisis

El presidente del Teléfono de la Esperanza de Salamanca, Alfredo García de San Juan.
El presidente del Teléfono de la Esperanza de Salamanca, Alfredo García de San Juan. / Almeida

  • La organización confirma que ha habido un «aumento significativo» de peticiones de ayuda

Las grandes cifras económicas dicen que estamos a punto de salir de la crisis. Las que manejan en el Teléfono de la Esperanza de Salamanca dicen que aún falta mucho camino por andar.

El Teléfono de la Esperanza trabaja en Salamanca desde hace 12 años. Su presidente, Alfredo García de San Juan, afirma que estos últimos años se han encontrado «con las crisis más profundas», muchas de ellas vinculadas a la mala situación económica de quienes acuden a ellos.

Por plasmarlo en números, según García de San Juan, el año pasado recibieron «más de 2.200 llamadas», superando las cifras de 2013, cuando se efectuaron 2.149. De hecho, 2014 fue el peor año en cuanto a llamadas desde que comenzó la crisis, en 2008. «En estos tres últimos años ha habido un aumento significativo de las llamadas. Creo que la crisis ha hecho una mella enorme en todas las provincias, pero en Salamanca ha sido tremendo. El paro ha generado unas situaciones de crisis límite, tremendas», explica.

Y como detrás de los número están las personas, detalla que «cuando no hay para comer, es tremendo. Y los desahucios han hecho un daño enorme. En Salamanca los hay. A veces ha habido 3 ó 4 diarios. Antes no había ese tipo de llamadas. Y también las hay pidiendo recursos económicos. Llama mucha gente, para llegar a fin de mes, pagar la luz… Antes también había crisis de pareja, pero sin origen económico. Y llama mucha gente joven, de 35 años, explicando que ha trabajado 20 días en los últimos tres años. Se ven sin expectativas de vida y sin la posibilidad de mantener los valores».

Parece claro que hay una relación causa efecto entre la crisis y el aumento del número de llamadas. «Hay mucha relación», confirma el presidente. «El paro entre gente hasta los 40 años, sobre todo. Un joven sin empleo ¿qué porvenir ve en su vida? También hay parejas que tenían pensado casarse, que tienen que volver a casa de sus padres, e incluso viviendo fuera, que tienen que volver a Salamanca».

Los efectos de la crisis han incidido en las relaciones de pareja y la ruptura de la estabilidad, la salida del hogar común, el quedarse sin nada… «es un tipo de llamada muy frecuente». La crisis, otra vez.

El perfil del usuario del Teléfono de la Esperanza es una mujer (en torno al 70% de llamadas). «Aunque ahora ha aumentado el número de llamadas de hombres. La edad suele estar entre ños 35 y los 50 años». Y en cuanto a los motivos, «sigue habiendo gente sin recursos, que vive sola, baja de autoestima… y la crisis sobreabunda. También hay gente que está completamente aislada, sin relación de ningún tipo», detalla el psicologo del Teléfono de la Esperanza, Imanol Bageneta.

¿Cómo ayudan desde esta ONG a estas personas? A quienes están en paro «le decimos que la situación es así y que no se culpabilice. Que intente buscar, que se mueva, que trabaje aunque sea una semana. Les solemos preguntar qué saben hacer, donde pueden encontrar esa información, para qué están preparados…». Según el psicólogo, les hacen ver las posibilidades que tienen.

En el caso de las parejas, les explican que «el que se desesperen no lleva a nada». Les piden «que no se culpabilicen de esa situación, que intentan hacer algo y no se conformen, que busquen… es la primera forma de que se sientan motivados a hacer algo. Si no se les motiva en la esperanza de poder encontrar algo caen en una depresión tremenda. Mientras mantengan esa búsqueda, ese hacer algo les estará motivando». Y que si pueden encontrar apoyos en familia o amigos, que les expongan su situacion y no sientan vergüenza por ello.

La crisis ha distorsionado el perfil del usuario del teléfono y los motivos de las llamadas. Y aún peor, también ha incrementado las llamadas de personas con tendencias suicidas. Con la crisis «han aumentado mucho».

«Es gente que lo pierde todo y piensa que qué hace en este mundo», explica el presidente, que cita el caso de un hombre que llevaba tres meses viviendo en su coche y al que sólo le quedaban 22 euros en el bolsillo. En estos casos, desde el Teléfono de la Esperanza «se le dice que no se niegue a buscar sus recursos, que puede ir a un comedor social, que puede conseguir ropa, que las mejores condiciones aparecerán…» Se le intenta explica que «tiene algo para sobrevivir». Y aunque «para mucha gente es humillante» acudir a instituciones benéficas, desde esta ONG insisten en que «la sociedad da apoyo en limpieza, higiene… nosotros damos apoyo emocional. Nosotros recuperamos un mensaje positivo: la sociedad da apoyo casi en todos los puntos en los que el sujeto lo demanda», explica Bageneta.

«El sentido de solidaridad de la sociedad ha aumentado con motivo de la crisis. Se ha despertado. Es un índice de madurez el apoyar a gente que lo necesita», comenta el presidente, que recuerda que el Estado y las administraciones «ha retraído mucho las ayudas».

En su caso concreto contaban con el apoyo de la Junta de Castilla y León, la Diputación de Salamanca, el Ayuntamiento y Caja Duero, pero en la actualidad sólo reciben ayudas desde el Consistorio. En esta línea, comentan que están a la espera de que el Ayuntamiento les ceda un local en el antiguo instituto Luis Vives cuando termine su acondicionamiento para acoger a ONG locales. Actualmente el Teléfono de la Esperanza tiene su sede en un piso cedido por la comunidad religiosa que gestiona el Colegio de las Salesianas, a quienes agradecen su apoyo.

Al margen del trabajo y la labor que llevan a cabo en el día a día, el Teléfono de la Esperanza organiza una serie de actividades a lo largo del año, caso de la función de teatro que tuvo lugar este fin de semana en la Residencia Universitaria y con la compañía Entrespejos como protagonista.

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions