Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Cataluña alerta del aumento de suicidios

Compartir en Facebook
Foto de Cataluña alerta del aumento de suicidios

El Teléfono de la Esperanza de Barcelona (93-4144848) atendió en 2014 un total de 21.774 llamadas de personas que necesitaban ayuda, un 10 por ciento más que el año anterior, muchas por problemas de salud mental. De ellos, 181 querían directamente suicidarse, 34 más que en 2013.Ante este aumento, el Teléfono de la Esperanza, cuya directora es Neus Calleja, ha entrado este año a formar parte del Código Riesgo de Suicidio implantado en Cataluña.

 

"Nuestra intención siempre será ofrecer una chispa de esperanza a quien se dirige a nosotros en momentos de profunda desesperación", explican los responsables de la Fundació Ajuda i Esperanza, que preside Maria Rosa Buxarrais. El Teléfono de la Esperanza atendió el año pasado una media de 60 llamadas diarias, gracias a voluntarios que trabajan, por turnos, las 24 horas del día todos los días del año.

 

Un 45,8% de las llamadas atendidas fueron por problemas psíquicos, el 17,8% por conflictos personales de adultos (soledad, procesos de duelo, sexualidad, necesidad de hablar...). Y un 12,9% tuvieron relación con conflictos relacionados de adultos (entre padres e hijos, crisis de pareja, violencia familiar, violaciones o embarazos no deseados, por ejemplo).

 

Soledad, problema crónico, y crisis

"La soledad continúa siendo crónica en nuestra sociedad, especialmente en las grandes ciudades. A este dato tenemos que sumar la soledad propia de la gente mayor", han explicado los responsables de este telefono, que también existe en el resto de España (ver telefonodelaesperanza.org). En Madrid es el 91-4590050. Lainformación.com ha telefoneado a ambas sedes, y están perfectamente atendidas.

 

La soledad “plantea muchos interrogantes. ¿Somos en realidad una sociedad tan comunicada como pretendemos? ¿Verdaderamente las nuevas tecnologías permiten reducir el sentimiento de soledad?", se preguntan sus responsables.

 

En Cataluña se produjeron 537 muertes por suicidio en 2013, la cifra más alta registrada, con un aumento del 6% respecto a 2012 y hasta un 44,7% desde el inicio de la crisis en 2007 (cuando se registraron 371 decesos por esta causa, según El País con fuentes del Registro de Mortalidad de Cataluña. El total en España ese año fue 3.870 -el INE no ha hecho públicos datos de 2014-, que supone un 9 por ciento más que en 2012 (2.539).

 

Se trata de la cifra más alta de los últimos 25 años, aunque España es uno de los países con las tasas más bajas de suicidio, no llega a ocho por cada cien mil habitantes.

 

¿La dureza de la crisis ha incrementado las muertes por esta causa?

 

Los expertos coinciden en que las causas de un intento de suicidio son variadas, pero la situación económica es uno de los elementos. De hecho, algunos señalan que desde 2007 la cifra de suicidios no ha parado de subir. Otros precisan más: los suicidios descendieron durante los primeros años de la crisis, y sólo comenzaron a crecer desde 2011.

 

Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, decía a primeros de 2014 que “se vincula el paro a la conducta suicida, y tiene sentido, pero en España no se cumple radicalmente, somos el país con mas paro, pero con menos suicidio. Hay que ser prudentes y no alarmar gratuitamente, porque las cifras duras y frías no dicen nada”.

 

El doctor comenta también los datos: “La estadística del suicidio en España no ha aumentado hasta 2012, en 2008, 2009, 2010, 2011, fue inferior a los años 2001, 2002 o 2003, en plena bonanza económica. Ha habido un discreto aumento, hasta llegar a 7,2 por 100.000 habitantes, que son las cifras menores de toda Europa”. Aunque también señaló en un Congreso que “la crisis está en el origen de muchas consultas médicas”, y hace falta un “rearme moral”.

 

En Cataluña, la directora del Plan de Salud Mental, Cristina Molina, ha señalado que pese a que las cifras de suicidio en Cataluña son ligeramente inferiores a las del resto de España, y están muy por debajo de las tasas europeas, es "un ámbito en el que se debe seguir trabajando mucho" desde la Administración.

 

Médicos: autoestima y sentido vital

 

Rafael Santandreu, psicólogo con consulta en Barcelona, escribe en “El arte de no amargarse la vida” que “la felicidad no depende de logros o situaciones ideales, sino de nuestra salud mental”. “Las neuras, los miedos irracionales, las obsesiones, están en la cabeza y hay que combatirlas ahí”. En su obra cuenta numerosas historias, y asegura, entra otras cosas, que nos conviene “ahondar en la despreocupación”.

 

Según Santandreu, “desde siempre hemos dicho: la salud es lo más importante, pero vamos a ponerlo en duda aquí, ahora mismo (…): la salud no es esencial para la felicidad, lo más importante es la propia felicidad. Dicho de otra forma, no nos preocupemos tanto de la salud, y más de disfrutar de la vida”.

 

Cuenta el psicólogo el momento en que conoció “a un grupo de personas maravillosas comandadas por un ángel llamado Tina Parayre. Son los voluntarios del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. “La enfermedad, el dolor y la muerte forman parte de la vida -dice Santandreu-, y no tienen por qué ser entendidas como desgracias inútiles...”. “Más bien son procesos naturales, realmente inconvenientes, pero que aún dejan mucho espacio para la alegría, el amor y la fraternidad, como demuestran las hermosas experiencias que viven los voluntarios”.

 

El psiquiatra Enrique Rojas, autor también de varios libros, destaca en 'Vive tu vida. La autoestima en las distintas etapas de la vida', la importancia de “dar sentido al día a día”. La logoterapia es una psicoterapia creada por el neurólogo austríaco Vixtor Frankl. Tal como explica en 'El hombre en busca de sentido', la terapia está centrada en el sentido o el significado de la existencia de cada persona, dice Rojas. Según Frankl, “la búsqueda del sentido de la vida por parte del hombre constituye una fuerza primaria y no una “racionalización secundaria” de sus impulsos instintivos. Por consiguiente, concluye Enrique Rojas, “salir de la apatía y encontrar la motivación dependen de que sepamos dar un sentido a nuestros días, hallar nuestra misión: aquello que justifica y da valor a nuestro paso por el mundo”.

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions