Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Manifiesto del Teléfono de la Esperanza en el Dia de la Prevención del Suicidio

Compartir en Facebook
Foto de Manifiesto del Teléfono de la Esperanza en el Dia de la Prevención del Suicidio

DÍA MUNDIAL DE LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO

 

Prevenir el suicidio: tendiendo la mano y salvando vidas.

 

Queridos compañeros, familiares, profesionales de la salud, de los medios de comunicación o de la educación, supervivientes… queridos amigos… gracias a todos por compartir y apoyar con vuestra presencia hoy, 10 de septiembre, el Día Mundial para la prevención del suicidio.

 

Hoy volvemos a hablar de un tema que nos preocupa a todos, un tema que es difícil de abordar por lo complejo, por lo doloroso, por lo controvertido… pero que ha de sacarse a la luz porque la información, junto con el respeto y la responsabilidad, son elementos fundamentales para realizar un ejercicio de prevención y de atención ante esta preocupante realidad.

 

El informe recientemente publicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), titulado “Prevención del Suicidio: un Imperativo Global”, nos da cifras. Aproximadamente 800.000 personas mueren por suicidio cada año en todo el mundo. El informe apunta que esta estimación es conservadora. La cifra real es más alta pero no la conocemos debido al estigma asociado al suicidio, a la falta de procedimientos fiables de registro de muertes y las sanciones legales o religiosas contra el suicidio en algunos países. Y en estas cifras no contamos a los millones de personas que cada año realizan intentos de suicidio que, finalmente, no llegan a término.

 

No podemos determinar las cifras exactas, pero sí sabemos lo que más importa, que cada suicidio individual, cada trágica pérdida de vida, supone un impacto vital para muchos.

 

“Prevenir el suicidio: tendiendo la mano y salvando vidas” es el lema del Día Mundial para la Prevención del Suicidio de este año 2015. Una iniciativa de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio y la OMS. En esta ocasión, este lema, nos anima a todos a considerar el papel fundamental que ofrecer ayuda puede jugar en la prevención del suicidio.

 

Y todos y todas, cada uno de nosotros, podemos TENDER LA MANO.

 

Tú puedes TENDER LA MANO.

 

PUEDES TENDER LA MANO a quien se encuentra en riesgo de suicidio .

 

Es difícil imaginar el extremo dolor psicológico que conduce a alguien a decidir que el suicidio es su única salida. Ni cobarde ni valiente. Una persona que piensa en el suicidio  como una opción no es ninguna de esas dos cosas: es una persona que sufre y necesita tu apoyo. Tender la mano a aquellos que están en esta lucha interior puede marcar la

diferencia. Y tú puedes hacerlo.

 

Si alguien te habla del suicidio no cambies de tema, muéstrale atención e interés, escucha lo que te dice sin juzgar, no minimices sus problemas y permítele saber que te importa. Este acercamiento, esta conexión, puede tener un impacto significativo en la persona vulnerable porque el aislamiento incrementa el riesgo de suicidio, y, a la inversa, tener fuertes conexiones afectivas y sociales es protector frente él.

 

Estar ahí para alguien que ha llegado a estar desconectado puede ser  un factor clave para el cambio, para que pueda encontrar otras salidas, para que pueda volver a conectarse a la vida, para que pueda volver a encontrar razones para vivir.

 

PUEDES TENDER LA MANO a quien ha sufrido una pérdida por suicidio.

 

El suicidio es una experiencia devastadora para cualquier familia, para los amigos y para todo el entorno que lo vive de cerca. Estas personas pueden experimentar muchas emociones, un profundo dolor, una intensa rabia, culpa, incredulidad... Muchos, la mayoría, sienten además que no pueden compartir estos abrumadores sentimientos con nadie. Porque un fuerte estigma rodea al suicidio. Las personas que han sufrido una pérdida por suicidio son a menudo percibidas de una manera diferente a aquellos que han perdido a un familiar por cualquier otra causa de muerte. Suelen ser evitados por quien no sabe cómo abordar el tema o cómo ofrecer sus condolencias. Y suelen sentir que los demás no entienden la intensidad de su respuesta emocional por la muerte de aquella persona a quien amaron.

 

Comenzar la conversación puede ser difícil, pero siempre, siempre, será agradecido.

 

Ofrecer una escucha empática y sin prejuicios a aquellos que han perdido a alguien por un suicidio; darles la oportunidad de hablar sobre su pérdida, a su propio ritmo y con su propio lenguaje; permitirles expresar sus sentimientos sean cuales sean o con la intensidad que necesiten ser expresados… puede ser muy liberador y puede ayudarles a dar el primer pequeño pero gran paso para elaborar su profundo dolor.

 

Puede marcar la diferencia.

 

PUEDES TENDER LA MANO para facilitar a quien lo necesite información sobre recursos de ayuda adecuados.

 

Aunque el apoyo de amigos y familiares es crucial para quien pueda estar en riesgo de suicidio o para quien ha perdido a alguien por un suicidio, no siempre es suficiente. A menudo es también necesario contar con ayuda profesional. Existen servicios especializados en el ámbito sanitario y social que pueden aportar apoyo de diferentes maneras. Ayudar a las personas vulnerables también implica hacer más accesibles esos recursos.

 

PUEDES TENDER LA MANO apoyando el trabajo para la prevención del suicidio

 

Alrededor del mundo, muchas personas, colectivos y organizaciones estamos implicadas en trabajar para la prevención del suicidio. Profesionales de la Salud, de la intervención psicosocial, de los medios de comunicación, del entorno educativo…podemos aprender unos de otros y fortalecer el conocimiento para poder realizar intervenciones más efectivas. Tender la mano a aquellos que trabajan en nuestro mismo camino incrementa la probabilidad de que sean eficaces nuestros esfuerzos colectivos para reducir el número de personas que mueren por suicidio y el número de personas para las que estas muertes tienen abrumadores efectos.

 

Hoy 10 de septiembre, nos estamos uniendo con millones de personas alrededor del mundo con un objetivo común: prevenir el suicidio.

 

Estando hoy aquí, al participar en los actos organizados en torno al Día Mundial para la Prevención del Suicidio, YA ESTÁS TENDIENDO LA MANO.

 

Como Teléfono de la Esperanza nos unimos a la Organización Mundial de la Salud y a la Asociación Internacional para la prevención del suicidio y pedimos a los poderes públicos, autoridades locales, autonómicas y estatales, que desarrollen una auténtica y sólida política de prevención e intervención. Hay que incrementar los programas y medios para la mejora del bienestar integral de la población desde la infancia a la tercera edad. El suicidio se puede prevenir, como los accidentes de tráfico o la violencia de género. Hacen falta políticas y programas de prevención, muy poco desarrollados en España.

 

Necesitamos estar informados sobre los factores de riesgo que predisponen a las personas a este tipo de conductas y las formas de intervención.  

 

Necesitamos estar informados de las posibles señales de advertencia, porque las hay, y atendiéndolas y atendiéndolas tener la posibilidad de  evitar que se lleve a término una trágica decisión.

 

Necesitamos conocer medidas sencillas que nos permitan saber qué hacer en caso de detectar una persona con riesgo de autolesionarse.

 

Necesitamos estar informados sobre los factores que tienen un efecto protector para evitar este tipo de conductas.

 

Necesitamos desterrar los mitos relacionados con el suicidio que hacen daño a la sociedad en general y a los afectados en particular. Hay que difundir información veraz, científica, disminuyendo el oscurantismo y el estigma asociados históricamente al suicidio.

 

Necesitamos estar informados desde la adolescencia sobre los recursos de ayuda existentes en nuestra comunidad, públicos y privados, de los profesionales y las instituciones y organizaciones de ayuda especializadas y sobre cómo utilizarlos.

 

Y necesitamos saber también todos que otras personas, en situaciones de crisis, han respondido con mecanismos de adaptación creativos. Que en situaciones muy complejas muchas personas logran encontrar soluciones no autodestructivas. Que con ayuda podemos encontrar otra salida a las situaciones más complicadas o angustiosas.

 

Necesitamos saber que se puede aprender a desarrollar recursos internos que nos hagan sentirnos más fuertes ante las situaciones difíciles que nos van ocurriendo en la vida. Porque las crisis siempre, siempre, por complejas o por oscuras que parezcan, siempre son transitorias, pero la muerte es definitiva. Y podemos aprender a manejar de otra manera las circunstancias más adversas, en cualquier momento, a cualquier edad.

 

En el Teléfono de la Esperanza intervenimos directamente en situaciones de crisis, realizamos una importante tarea de prevención con personas en situación de riesgo tanto en la atención por teléfono como en la atención individual prestada por profesionales. Desarrollamos periódicamente grupos de desarrollo personal y de ayuda mutua, así como talleres terapéuticos para personas que viven crisis vitales específicas. Estamos convencidos de que la mejor forma de prevenir el suicidio es promoviendo la salud emocional de las personas desde su más temprana edad.

 

Cada suicidio no se queda en una persona, o en una familia, cada suicidio nos toca a todos porque tiene también causas y consecuencias sociales. Es una tarea comunitaria trabajar de manera responsable para que esta realidad se haga visible así podremos seguir avanzando en la comprensión y en la prevención.

 

PONLE GANAS A LA VIDA

 

TIENDE LA MANO 

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions