Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Vigorexia: causas, consecuencias y tratamiento

Compartir en Facebook
Foto de Vigorexia: causas, consecuencias y tratamiento

La vigorexia es un trastorno mental que se caracteriza por la obsesión enfermiza de la persona por su estado físico. La persona vigoréxica desea tener unos músculos muy voluminosos para no parecer enclenque. Estos enfermos tienen una visión distorsionada de su cuerpo y nunca se ven lo suficientemente grandes. Este trastorno psicológico y alimentario modifica la vida social del paciente. La persona vigoréxica está obsesionada con su alimentación y por realizar una actividad física extrema, de manera que se aísla de sus relaciones sociales para dedicar todo su tiempo y su esfuerzo a entrenar.

 

La vigorexia se encuentra muy vinculada con el trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad, porque las personas afectadas persiguen de manera insana el ‘cuerpo perfecto’. Ello les lleva frecuentemente a la ingesta incontrolada de un exceso de proteínas y de anabolizantes y esteroides, lo que siempre deja secuelas en el organismo.

 

La vigorexia también es conocida como anorexia invertida, dismorfia muscular o complejo de Adonis. Afecta, sobre todo, a hombres jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años.

 

 

Causas de la vigorexia

 

Este trastorno mental y alimentario puede estar motivado por causas biológicas o psicológicas.

 

En el caso de que el origen de la patología sea fisiológico suele estar relacionado con problemas hormonales y del Sistema Nervioso Central.

 

Si el origen de la vigorexia es psicológico, casi siempre el trastorno aparece vinculado a una falta de autoestima que se trata de compensar con un hiperdesarrollo muscular para conseguir la admiración de los demás.

 

Consecuencias de la vigorexia

Los hábitos de conducta y de alimentación que adoptan las personas que padecen vigorexia suelen ocasionar lesiones crónicas y daños en el propio organismo debido al ejercicio extenuante, a la dieta desequilibrada  y al consumo de sustancias como los esteroides y los anabolizantes. Los daños orgánicos más habituales son enfermedades renales, problemas cardíacos y vasculares, hernias discales, tendinitis, disfunción eréctil y cáncer de próstata.

 

Cómo tratar la vigorexia

Para seguir leyendo este artículo, pincha aquí: Vigorexia: causas, consecuencias y tratamiento.

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions