Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Los ángeles de Facebook: las mujeres que luchan contra el suicidio

Compartir en Facebook
Foto de Los ángeles de Facebook: las mujeres que luchan contra el suicidio

Cuando Carrie Simmons abrió su Facebook un día a finales de 2014, vio una actualización de estado de un amigo del instituto al que no había visto durante años. La alarmó. Estaba escrita en el tono de una nota de suicidio. "Gracias a todos los que han intentado ayudarme", había dejado escrito. Simmons llamó inmediatamente a un amigo común, un agente de policía, que contactó con las autoridades locales de la ciudad de su amigo, en California. La policía lo localizó dentro de un vehículo estacionado, con una pistola sobre los muslos. No llegó a apretar el gatillo y hoy sigue vivo. "Si a mí no me hubieran educado en prevención de suicidios o no hubiera visto el mensaje en Facebook, no sé si se me hubiese ocurrido llamar", explicaba en su momento Simmons.

 

Con más de 1.650 millones de miembros que de manera habitual publican mensajes sobre lo que hacen, Facebook ha decidido asumir un papel más directo en la prevención de suicidios. Recientemente, la red social ha introducido mecanismos y protocolos para hacer más fácil que cualquiera pueda ayudar a un amigo del que sospecha que va a suicidarse o autolesionarse. Con estas nuevas funciones, cualquiera puede identificar mensajes de personas que vayan en esa línea; las notas serán revisadas por un equipo de la red social, que acto seguido proporcionará información sobre cómo actuar.

 

El momento coincide con un incremento de la tasa de suicidios en Estados Unidos, en su cota máxima de los últimos 30 años [en España ha aumentado un 20% desde el inicio de la crisis económica y hoy por hoy cada día se producen 10 muertes por este motivo, lo que suma más fallecimientos que los provocados por accidentes de tráfico].

 

El aumento ha sido especialmente pronunciado entre las mujeres e individuos de mediana edad. El año pasado, el propio presidente Obama, durante el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se celebra cada 10 de septiembre, hizo un llamamiento a la población a reconocer desde sus primeras manifestaciones los problemas de salud mental y a acudir a otras personas en busca de apoyo.

 

Facebook se ha implicado desde hace tiempo en los grandes debates sociales debido a su extendidísimo campo de acción. Sin embargo, la red social se mueve en la cuerda floja siempre que decide erigirse en árbitro del cambio social. No hay que descartar que algunas de las herramientas que utiliza ahora para prevenir suicidios entren en conflicto con las ideas que defienden individuos y grupos preocupados por la intimidad digital. Muchos de ellos ya han mostrado sus recelos ante lo que consideran una intromisión en el ámbito personal.

 

 

 

 

 

 

En octubre de 2014, la empresa se vio envuelta en un escándalo al saberse que sus investigadores utilizaban la funcionalidad de 'Noticias' para intentar manipular las emociones de sus usuarios (casi 700.000 personas fueron víctimas del experimento). El incidente dio lugar a la revisión de su metodología de investigación. Además, hace unos meses la red social tuvo que hacer frente a acusaciones de parcialidad política y el consiguiente temor a cómo podría influir en las opiniones de sus miembros. "La verdad es que la empresa tiene que moverse dentro de márgenes muy estrechos en este punto", ha manifestado la doctora Jennifer Stuber, profesora asociada de la Universidad de Washington y directora docente de Forefront, una organización para la prevención del suicidio. "No quiere ser percibida como el Gran Hermano, porque nadie espera que Facebook supervise lo que publica cada usuario", añade.

 

Cuatro mujeres han sido las responsables directas de la nueva prestación de la red social. Se trata de la 'product manager' Vanessa Callison-Burch, la investigadora Jennifer Guadagno, la ingeniera de producto Oksana Timonin, y la diseñadora Valerie Chao. ¿Ninguna psicóloga en el equipo? Como explica el responsable de Seguridad de Facebook y miembro destacado de la National Action Alliance for Suicide Prevention, Joe Sullivan, la clave en este sentido está en las alianzas: "Colaboramos con 33 organizaciones especializadas en la prevención del suicidio en todo el mundo". Muchas de ellas, añade, utilizan Facebook para proveer información y datos de contacto a las personas que las necesitan [En el caso de España, colaboran con El Teléfono de la Esperanza: 902 50 00 02]. "La gente realmente quiere ayudar, pero a menudo no sabe qué decir, qué hacer o cómo socorrer a sus amigos", explica la mencionada Vanessa Callison-Burch, del equipo implicado en el proyecto.

 

Las nuevas herramientas de Facebook para prevenir suicidios se inician con un menú desplegable que permite que cualquier persona informe a la empresa sobre mensajes, una característica que antes estaba disponible solo para algunos usuarios de habla inglesa. Ahora, cualquiera desde todos los lugares del mundo puede marcar un mensaje como potencial motivo de preocupación por suicidio o autolesiones; estos se pondrán a continuación en conocimiento del equipo de operaciones de la comunidad global de Facebook, un grupo de cientos de personas que, durante 24 horas al día y siete días a la semana, supervisan mensajes marcados.

 

Todo el que sea etiquetado como relacionado con una potencial autoagresión se tramitará con la máxima celeridad y será revisado rápidamente por los miembros del equipo, que también examinan comentarios que usuarios de Facebook han denunciado como impropios. A los integrantes del grupo de operaciones de la comunidad que evalúan contenidos potencialmente suicidas se les ha dado una formación especial, según Facebook.

 

A quien informe sobre un mensaje de suicidio [en español, en la dirección facebook.com/help/contact/305410456169423, sí, muy sencillo] se le ofrece un menú de opciones, entre ellas, la posibilidad de enviar directamente un comentario de esta red social al amigo en peligro, o hacerlo a otro común para que coordine la labor de socorro. Facebook proporciona un modelo tipo para mandárselo al protosuicida, con sugerencias de redacción.

 

 

http://www.elmundo.es/yodona/lifestyle/2016/08/27/57bd72bae5fdeae5698b460d.html

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions