Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Quince minutos que salvaron una vida en León

Compartir en Facebook
Foto de Quince minutos que salvaron una vida en León

«El suicidio se puede prevenir . y lo estamos haciendo», asegura Juan Fernández Quesada, psicólogo del Teléfono de la Esperanza. Las estadísticas de personas que se quitan la vida son alarmantes, 4.000 casos en España —43 en León en 2016— y superan con creces a las de accidentes de tráfico —1.890 en España y 28 en León—, que se han logrado reducir gracias a campañas de concienciación y a la visibilidad del problema.. El Teléfono de la Esperanza pide romper el silencio sobre el suicidio con motivo del Día Internacional Las muertes por autolesión superan a las de tráfico.

 

La provincia de León registra mil muertes más en la actualidad que hace 25 años. De las 5.024 de 1993 se ha pasado a las 6.092 del año 2016, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. El envejecimiento de la población ha hecho que en 2016 se superara la barrera de un millar de muertes en menos de un cuarto de siglo

Las muertes por accidentes de tráfico han experimentado una disminución en este último cuarto de siglo en la provincia leonesa. De los primeros años 90, con cifras que se acercaban al centenar de víctimas mortales en accidentes de tráfico, se ha pasado a las 25 y 28 muertes en los años 2013 y 2016 en parte debido a las campañas.

 

El número de suicidios ha disminuido en la provincia especialmente en los quinquenios posteriores al año 2008. En este año se registra una de las cifras más bajas, con 36 casos, elevándose a 40 y 43 en los dos siguientes. Sin embargo es una cifra bastante estable. Los expertos creen que hablar y educar a la población puede reducirlas más.

 

El voluntariado de los centros del Teléfono de la Esperanza atendieron el año pasado 1.567 llamadas en las que las personas llamantes manifestaron  de manera explícita su intención de suicidarse. La cifra es preocupante sobre todo por el incremento, del 29,5%, que este tipo de llamadas ha experimentado respecto al año anterior. El Teléfono de la Esperanza es el único recurso específico que existe actualmente puesto que el plan estatal de prevención Eurogenes se encuentra paralizado y a la espera de que el nuevo Gobierno tome una determinación para prevenir el suicidio.

 

Fue un cuarto de hora que duró como un día. Cuando Aurita colgó el teléfono estaba agotada. Durante quince minutos estuvo con el corazón en un puño. Una mujer llamó al Teléfono de la Esperanza y comunicó su intención de consumar un suicidio. La voluntaria sabía que tenía que poner toda la carne en el asador para evitar el trágico desenlace. El solo hecho de que la mujer hubiera descolgado el teléfono era un síntoma de que aún algo se podía hacer. Nunca olvidará aquella noche. Con un auricular hablaba con la mujer y con otro con el 112. Cuando el equipo de emergencias entró en casa de la paciente y logró llevarla a un hospital pudo respirar. Siguieron el caso al día siguiente. Aquellos quince minutos de sudor y lágrimas contenidas habían salvado una vida

 

Los centros del Teléfono de la Esperanza recibieron el año pasado un total de 1.567 llamadas de personas en riesgo de quitarse la vida. Un 29,5% más que el año anterior. Una cifra que por sí sola habla de las dimensiones de un problema que las estadísticas acotan en cifras descomunales: cerca de 4.000 personas mueren por suicidio cada año en España. En la provincia de León se registraron 43 casos en 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Son ocho menos que los casos registrados hace 25 años, pero 15 más que las muertes ocurridas en accidentes de tráfico. Las defunciones en siniestros con vehículos de motor han descendido desde 1993 hasta ahora de forma significativa. Aquel año en la provincia leonesa se registraron 92 personas fallecidas en accidentes de tráfico, mientras que en 2016 la cifra bajó hasta 28 casos.

 

Conscientes de que las campañas de concienciación y la visibilización del problema en las carreteras ha mejorado los datos de siniestralidad, desde el Teléfono de la Esperanza se lanza un mensaje de romper el silencio en torno al tabú mediático de los suicidios o su tratamiento sensacionalista.

 

El próximo 10 de septiembre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la IASP (Organización Internacional para la Prevención del Suicidio) copatrocinan la celebración del DíaMundial de la Prevención del Suicidio. «Con motivo de esta celebración, queremos recordar que el Teléfono de la Esperanza ofrece un servicio permanente y gratuito de Orientación por teléfono para abordar de formaurgente, anónima y especializada las situaciones de crisis», explicó ayer el responsable de psicología del Teléfono de la Esperanza en León, Juan Fernández Quesada. Este servicio, que funciona las 24 horas del día, durante los 365 días del año, está atendido por voluntariado especializado en la escucha y formado para activar las capacidadesde las propias personas para superar sus problemas, apuntó en una sesión dirigida a periodistas.

 

Los medios de comunicación, subrayó, pueden ser «grandes aliados» en la prevención del suicidio. «Hay la creencia absurda de que no hay que hablar de suicidio porque estimulamos el mismo», enfatizó. Sin embarho, ahora «estamos en la línea de cómo tratar esa información, en lugar de ocultarla», agregó.

El primer paso, apuntó, es acabar con el estigma de la enfermedad mental porque mientras perdure las personas que están marcadas tenderán a no pedir ayuda y el problema de salud pública se agrava.

 

Frente al efecto Werther, acuñado por el sociólogo David Phillips en 1974, para describir el efecto de la sugestión en la conducta suicida por sus investigaciones sobre el aumento de suicidios entre 1947 y 1968 durante el mes siguiente a publicarse una noticia, ahora se impone en la información el efecto Papageno. «Sugiere que la cobertura informativa de personas con propósitos suicidas que desisten se asocia con disminución de las tasas de suicidio», explicó Quesada. El nombre proviene de un personaje, enfermo de amores, de la ópera de Mozart La flauta mágica, cuyo suicidio planificado lo evitan tres espíritus infantiles que le recuerdan las alternativas a la muerte.

 

Según los datos del Teléfono de la Esperanza el 74% de las personas que llamaron en relación con conductas suicidas no tenían pareja. Y es que la soledad junto a la depresión figura entre las primeras causas del suicidio.

 

http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/quince-minutos-salvaron-vida_1274868.html

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions